Telas que repelen el sol: Cuáles son y por qué son importantes para nuestra salud

No sólo las cremas de protección solar protegen de la radiación ultravioleta, también lo hace la ropa, ya que consigue mitigar el impacto de estos rayos UV sobre la piel. Sin embargo, no todos los tejidos nos protegen de la misma manera. En este artículo, te explicamos cuáles son los mejores tejidos para protegerte del sol.

¿Qué es el UPF y por qué es importante a la hora de elegir una tela?

Las siglas UPF significan "Factor de Protección Ultravioleta" e indican la fracción de radiación ultravioleta que penetra en un determinado tipo de tejido. Cuanto mayor es el UPF, mayor es la protección. Por ejemplo, un tejido clasificado con un UPF 50 indicaría que sólo 1/50 de la radiación ultravioleta que toca el tejido lo atraviesa. Por lo tanto, los tejidos con fibras más tupidas y gruesas tendrán un UPF más alto.

Puedes encontrar el UPF en las etiquetas de algunas prendas, pero puede darse el caso de que un tejido no tenga asignado un UPF (ya sea porque no se considera que proteja de los rayos UV o porque no se ha sometido a pruebas). Por eso, si no encuentras esta información, es importante que conozcas los tipos de tejidos y características que ofrecen mayor protección.

¿Qué hace que un tejido proteja más del sol?

La capacidad de protección de un tejido, y por tanto su índice UPF, se determina a partir de los siguientes factores:

  • Entramado del tejido. Los tejidos muy apretados, es decir, que dejan muy pocos agujeros entre ellos, protegen más que los que tienen tejidos más abiertos, ya que impiden que los rayos se filtren a través de estos agujeros. De este modo, las fibras sintéticas o semisintéticas ofrecen una mayor protección contra la radiación solar.
  • Grosor del tejido. Los tejidos más gruesos tienen un UPF más alto que los más finos, ya que actúan como barrera protectora contra los rayos del sol.
  • Color y acabado. Los colores oscuros, como el rojo y el negro, absorben más radiación ultravioleta que el blanco y los colores pastel, y cuanto más intenso es el tinte del color, mayor es la protección. Por tanto, la creencia popular de que el blanco protege más que el negro es errónea. El acabado también es importante, ya que los tejidos brillantes, como el satén, reflejan más la radiación de la piel que los mates, como el lino.
  • Blanqueamiento de tejidos. Existen numerosos estudios que demuestran que el blanqueo de los tejidos reduce su protección solar. Las fibras naturales contienen sustancias absorbentes de los rayos UV que se pierden al blanquearlas.
  • Tratamiento con productos químicos. Las fibras del tejido pueden tratarse con productos químicos o pigmentos como el óxido de zinc o el dióxido de titanio, que absorben la radiación. Sin embargo, este proceso no suele ser muy respetuoso con el medio ambiente y los productos químicos se pierden con los lavados. Sin embargo, también se ha demostrado que teñir tejidos de fibras naturales como el algodón con tintes naturales aumenta su protección contra la radiación UV.
  • Calidad del tejido. No es lo mismo una prenda en perfecto estado que una prenda desgastada. Los tejidos nuevos pueden ofrecer mayor protección que los desgastados, porque cuando una prenda se desgasta (por ejemplo, al aumentar el número de lavados) estos hilos se abren y empiezan a dejar pequeños agujeros que no bloquean los rayos solares.
  • Estado del tejido. También es importante saber que cuando un tejido se moja, el UPF puede disminuir significativamente, ya que el agua reduce la dispersión de los rayos UV, aumentando así la absorción de los rayos UV por la piel. Por este motivo, los bañadores, como los bikinis y los bañadores, están diseñados para secarse rápidamente.

 

EXPLORA NUESTRA SELECCIÓN DE TELAS QUE REPELEN EL SOL

 

¿Qué tejidos repelen mejor el sol?

Así, los tejidos que mejor protegen del sol son los que tienen un UPF de 30 o superior. Como norma general, es preferible optar por tejidos sintéticos y semisintéticos, como el poliéster, el nailon o el rayón, ya que tienen una estructura más cerrada.

Entre los tejidos naturales, es mejor tener cuidado con el crepé, la gasa, el tul y el lino, y según el tipo de algodón. El denim y la lana se salvan, ya que tienen un tejido más tupido, es decir, una estructura más apretada.

En definitiva, es importante combinar los tejidos fotoprotectores con una protección extra y no olvidar utilizar siempre crema solar, además de utilizar gafas de sol y sombreros en la medida de lo posible.

¿Dónde obtener tejidos fotoprotectores sostenibles?

Hemos visto que los tejidos sintéticos y semisintéticos ofrecen una mayor protección contra los rayos solares, pero estas opciones no son respetuosas con el medio ambiente en sí, ya que su proceso de fabricación contamina más y consume más recursos naturales. Por ello, la mejor forma de obtener tejidos de este tipo es reutilizando materiales ya existentes. En Recovo, puede encontrar todo tipo de tejidos circulares, incluidos tejidos de nailon, poliéster y rayón que ofrecen una mejor protección solar.

Puedes encontrar telas sintéticas circulares que repelen el sol haciendo clic aquí.

 

¿QUIERES ESTAR AL DÍA DE TODAS LAS NOVEDADES SOBRE LA CIRCULARIDAD EN LA MODA?

Main Menu